escritos marianela garcet, libros de Marianela Garcet, Libros espirituales y de autoayuda, libros sobre vidas pasadas, reencarnación, vidas pasadas

La Reencarnación en el Taoísmo


La Reencarnación en el Taoísmo

La Reencarnación en el Taoísmo

El Taoismo es una visión filosófica de la vida y la naturaleza, cuya faceta religiosa se caracteriza por métodos de vida, salud y meditación.

Según el Taoismo, el Tao es un principio supremo que impregna todo el universo, y por tanto su naturaleza es inmortal y eterna.

La reencarnación existe ya que nada muere al estar todo lo vivo fluyendo con el Tao. El taoísta no busca acabar con la reencarnación directamente, sino que sigue el camino del Tao cuya culminación es volverse uno con el Tao, y por tanto, conseguir la inmortalidad.

El taoísmo chino abiertamente enseña la reencarnación. Un pasaje importante del taoísmo, el Chuang Tzu, dice:

“El nacimiento no es un comienzo, la muerte no es un fin No hay existencia sin limitación,…. No hay continuidad sin un punto de partida la existencia, sin limitaciones, es un espacio de continuidad, sin un punto de partida es el momento

©Marianela Garcet

Del libro: Vidas Pasadas- Tiempo Presente, de Marianela Garcet

Encuentra este y todos los libros de Marianela Garcet en

ANGELSWORDS

Y

LULÚ (librería Virtual)

descarga la demo gratuita

escritos marianela garcet, libros de Marianela Garcet, Libros espirituales y de autoayuda, libros sobre vidas pasadas, reencarnación, relatos espirituales, vidas pasadas

Vidas Pasadas y Seres de Luz


Vidas Pasadas y Seres de Luz

 

 

Los Seres de Luz del lugar a donde él pertenecía querían comunicarse con él, querían enviarle protección, y me decían, cuando realicé su estudio y estuve en contacto con Ellos,  que a veces hay mucha interferencia por cuestiones de magnetismo y de la rejilla magnética de la tierra, por los arreglos y ajustes que se hicieron y que a veces dificultan la comunicación.

Ellos le enviaban protección, me explicaban que era a través de rayos de luz doradas.

También me dijeron que estaban generando capas y capas de protección sobre la tierra.

Ellos me decían que constantemente enviaban rayos de luz dorada para que los seres de la tierra iluminen sus conciencias, abriéndolas cada vez más a la luz.

 

©Marianela Garcet

Del libro: Vidas Pasadas- Tiempo Presente, de Marianela Garcet

Encuentra este y todos los libros de Marianela Garcet en

ANGELSWORDS

Y

LULÚ (librería Virtual)

descarga la demo gratuita

autoayuda y espiritualidad, despertar espiritual, escritos marianela garcet, karma, libros de Marianela Garcet, Libros espirituales y de autoayuda, libros sobre vidas pasadas, pazmental, reencarnación, vidas pasadas

Dios no tiene la culpa


Dios no tiene la culpa

Si consideramos que aquello que nos sucede en esta vida tiene a menudo causas atribuibles a una encarnación anterior, veremos también a Dios de modo muy distinto.

Ya no lo acusaremos tan fácilmente de por qué nos sucede esta o aquella «injusticia», y por qué nos ocurre precisamente a nosotros, sino que reflexionaremos hasta qué punto el golpe del destino que nos afecta actualmente se debe tal vez a energías negativas que emitimos en el pasado y que ahora vuelven a nosotros. (…)

Pero esto no significa que podamos adivinar los golpes del destino de otros, o que incluso con una actitud vanidosa debamos señalarles con el dedo porque «ellos mismos los han provocado».

Con eso uno se volvería a cargar, sin tener en cuenta que nadie sabe lo que todavía a él mismo le pasará en esta vida.

 

©Marianela Garcet

Del libro: Vidas Pasadas- Tiempo Presente, de Marianela Garcet

Encuentra este y todos los libros de Marianela Garcet en

ANGELSWORDS

Y

LULÚ (librería Virtual)

Descarga una demo gratuita

canalizaciones

La reencarnación está vinculada al concepto del “Karma”


La reencarnación está vinculada al concepto del “Karma”, la Ley del Karma ajusta sabia e inteligentemente el efecto a su causa. Todo lo bueno o malo que hemos hecho en una vida, nos traerá consecuencias buenas o malas para ésta o las próximas existencias.

En las sucesivas reencarnaciones el alma podría evolucionar hacia la perfección hasta convertirse en espíritu puro que no necesita más reencarnaciones.

Entrevista con una persona que tuvo una experiencia de muerte clínica
Yo era parte de esto.
Esto era parte de mí. Sólo uno. Sentí que me revelaron todo, todos los secretos del universo.

P: Cuéntenos un poco sobre usted.

¿Dónde creció?¿Creía en Dios o tenía algún tipo de creencia antes de su experiencia?

R: Nací en el sudoeste de los Estados Unidos, en una familia cristiana muy conservadora. Soy profesor de historia en la Universidad de Illinois en Chicago. Enseño historia de la Edad Media, historia de las religiones y misticismo.

Pero estudié religión tan sólo como una materia académica y no tenía ningún interés personal, en lo absoluto. P: Tuvo una experiencia extracorpórea. ¿Qué sucedió? R: Sí, fue en 1988. Fui a Londres a dar una conferencia. Pero en ese entonces tenía un asma muy severo y ese día en Londres la calidad del aire era muy mala. Yo estaba fuera de todos modos. Mi asma comenzó a empeorar y empeorar y en poco tiempo, me encontré en una situación crítica.

Cuando llegué al hospital, tenía paro pulmonar, por lo que me pusieron un respirador.

Estuve en coma durante dos semanas. Al final del período de esas dos semanas terminé paralizado del cuello hacia abajo, fue un gran problema de salud cuando salí del coma. La experiencia misma ocurrió en algún momento durante esas dos semanas.

Como estaba inconsciente, no sé cuando fue.

P:¿Qué vio en el otro lado? Descríbalo para nosotros. ¿Qué sintió?

R: Mi experiencia comienza en lo que se llama revisión de la vida. Lo primero que recuerdo fue simplemente estar en un lugar; era un lugar anodino donde todo era del mismo color, como un azul gris. Podría ser el cielo, podría ser la tierra; todo era de un solo color. No, vi ninguna luz. Pero en este lugar donde estaba, aparte de mí, hacia mi derecha, había un tipo de ser que nunca llegué a ver, sentí su presencia. Sentía que este ser era grande y poderoso y se mantenía siempre a mi derecha. Permanecí en este lugar por un tiempo, y luego comencé lo que se conoce como repaso de la vida. Lo más importante en esta experiencia fueron las emociones que sentí y los pensamientos que tuve en ese momento.

Lo estaba experimentando desde tres ángulos distintos al mismo tiempo. Mi versión de mi vida, cómo la recordaba, lo que sentía, lo que pensaba que eran mis motivos, mis pensamientos. Todo eso estaba ahí.

Pero al mismo tiempo, estaba experimentando lo que otra gente en contacto conmigo estaba experimentando, sus sentimientos, sus emociones, sus pensamientos, y eso fue una conmoción para mí.

P: ¿Entonces el repaso de su vida comenzó desde cuando usted era muy joven?

R: No, recordé episodios selectos, como si estuviese viviéndolos de vuelta, reviviéndolos. Por ejemplo, en la vida diaria, a veces la gente es mala contigo, muy insoportable, por momentos no puedes controlarte y dices algo desagradable, y en tu mente crees que está bien porque esta persona se lo merece.

Pero, si sabes lo que siente la otra persona, eso cambia todo, te das cuenta del sufrimiento que puedes causar diciendo esas cosas y ese dolor es real, es genuino. Y al sentir eso, obtuve una perspectiva completamente distinta en lo concerniente a las relaciones con otras personas. Me di cuenta que no está bien lastimar a otras personas intencionalmente. Pero hubo también una tercera perspectiva.

Estaban mis recuerdos, mis emociones, mis sentimientos sobre las emociones, los sentimientos de la otra persona, pero también vi lo que realmente estaba sucediendo. Y lo que vi ahí era el grado de engaño en el que yo vivía. En esa perspectiva más elevada realmente vi que yo no era la persona que creía ser. Que mis emociones no eran tan buenas, mis motivos no eran tan buenos, vivía sumergido en un alto grado de auto engaño y me sentí terrible, me sentí humillado, me sentí un fracaso como persona. Estaba pensando que había fallado en ser como yo quería ser, quien yo creía ser. Era un sentimiento muy negativo y sentí que era absolutamente horrible.

El ser estaba ahí durante todo este tiempo. Y me envió un mensaje diciendo que “Está bien, sólo eres un humano”. Se trata de cómo los humanos fallan, los humanos cometen errores, y los humanos se engañan a sí mismos. Entonces, en un nivel, está bien, es normal. Pero en un nivel más alto no está bien. Podemos hacerlo mejor.

El ser me dio mensajes consoladores de, “eso es lo que los humanos hacen”. Pero yo quería hacerlo mejor. Lo siguiente que me fue mostrado, fueron revelaciones sobre mi propia familia, mi madre, mi padre, mi hermano, mi hermana y yo.

Entendí exactamente quiénes eran todos. Por qué éramos de la forma que éramos. Fue un gran consuelo. Hasta ese entonces yo había estado muy enojado con mis padres, pensaba que no habían hecho un buen trabajo como padres. Ahora entendí que simplemente eran seres humanos imperfectos, haciendo lo mejor que podían con sus limitaciones. De la misma forma en que me había visto a mí mismo. El odio se evaporó. El punto clave era que ahora entendía a todos en mi familia. Podía aceptarlos.

P: ¿Entendió emocionalmente? ¿O entendió sus motivos? ¿O sus limitaciones? ¿De qué modo los entendió?

R: Pude entender quiénes eran ellos y su ser interior, y pude aceptarlos. Creo que tuve un tipo de entendimiento más profundo. Más bien dentro de sus almas creo. Ahora, sus acciones eran entendibles y aceptables para mí.

En la etapa siguiente me encontré, no sé cómo describir esto, como en el centro del universo, en el espacio exterior. Todo alrededor mío eran estrellas, galaxias, nebulosas, y todo era en tres dimensiones como si yo realmente estuviese simplemente flotando libremente en el medio del universo. Era impresionante, completamente hermoso, sentí una conexión, un rayo directo de conexión entre yo y cada objeto en el universo, como si todos fuésemos uno, todos estamos conectados. Creo que eso fue un sentimiento muy conmovedor de conexión absoluta con todo el universo, yo era parte de esto, esto era parte de mí, sólo uno. Sentí que me revelaron todo, todos los secretos del universo.

Era simplemente entendimiento de que el universo tiene sentido, sabía la verdad. A veces siento que ahora podría recordarlo en temas específicos, entiendo cuáles son las cosas correctas que hay que hacer, siento que puedo sacar algo de ese conocimiento que me fue dado.

La última etapa, fue cuando se me dio una revelación del futuro, lo que respecta a mí mismo, específicamente lo que respecta a mis hijos. En ese entonces mi hijo tenía quince años de edad, y mi hija tenía diez. Me dieron imágenes muy específicas de lo que les sucedería en el futuro. Me di cuenta de que me necesitarían. Tenía que estar ahí para ellos. En ese momento recuerdo tomar la decisión de querer regresar, si me necesitaban, tenía que regresar por ellos. Entonces, en ese momento, comencé a regresar a mi cuerpo paralizado en el hospital.

P: ¿Qué sacó de todo esto?

R: Es muy difícil de describir, pero es una completa sensación de que nuestras vidas tienen sentido y propósito, incluso las cosas malas tienen sentido. El propósito de nuestra vida aquí es aprender y crecer como individuos y cada persona aprende y crece de manera distinta, no todos son iguales. Pero me di cuenta de que podía aceptarlos a todos.

P: ¿Cree que se puede predecir el futuro?

R: Creo que ciertas cosas en nuestras vidas están determinadas, sucederán. Otras son variables, dependen de nuestras reacciones. Pero en general, creo que el camino por el cual transita nuestra vida está determinado. Y que de lo que se trata la vida es de cómo reaccionamos ante el desafío que se presenta. El desafío está predeterminado, la reacción no. Así que podemos tomar una reacción positiva. El desafío para nosotros es crecer como individuos. O podemos dar la vuelta, salir corriendo, podemos rehusarnos al desafío. Creo que en términos generales, la mayor parte del futuro está determinado. Pero no todo. Eso queda en nosotros. Y de eso se trata la vida.

P: Habló de varias etapas. ¿Sintió que todo el proceso fue muy rápido o muy lento?

R: Bien, no hay forma de describirlo. Lo que llegué a sentir es que realmente no hay tal cosa como el tiempo. El tiempo es una palabra artificial que creamos.

Donde yo estaba no había tiempo. Todas estas etapas de las que hablé sucedieron más o menos al mismo tiempo. Por lo tanto salí de la experiencia creyendo que el tiempo sólo existe en este mundo donde estamos. Quizás ya había pasado todo ahí, pero en este mundo donde estamos vemos la vida de forma secuencial.

Y es necesario para esta existencia, pero no creo que sea así para otras existencias.

P: ¿Llamaría a ese ser a su derecha, Dios?

R: La presencia de ese ser era grande, inmensa, y era una presencia de poder. Yo sólo digo que es un ser porque eso es todo lo que es. Decir más sería cambiarlo, porque no tuve la sensación de que sea Dios. Podría ser Dios, pero no tuve la sensación de que fuese Dios. Sin embargo, terminé con la certeza, y esto no tiene sentido al describirlo lógicamente, terminé con la absoluta certeza de la existencia de Dios.

Zhengjian – Compilado por Silvia Gleizer

extraído de LA GRAN ÉPOCA

solicita tu estudio de vidas pasadas a través del formulario en la página de contacto

ascension planetaria, cambios en la tierra, energia de luz, Nueva Energia

Alma y Luz


Alma (Nephesh)

Este instrumento activo opera en todos seres generando la conciencia del Ser divino. El alma ignorante es la causa directa de las funciones más bajas, los instintos y la vida animal, y corresponde a la ‘Fundación’ de la esfera de vida humana.

Alma y espíritu no fueron concebidos para ser uno ni lo mismo. El alma es la conciencia natural de la vida sin la percepción superior de mundos que han precedido a este y de mundos que están por venir. El alma tiene que pasar por muchas formaciones, transformaciones y renacimientos antes de poder entrelazarse con la conciencia divina del Superyo. En segundo, lugar, cuando se comprende que el alma no es lo mismo que el espíritu, se ruega que la cabeza de Dios actúe como el Abogado Superior para lograr el conocimiento la y sabiduría verdadera. Al mismo tiempo el espíritu, como “el espíritu” de la razón más elevada, es dado por Dios para la inspiración y la comprensión de los múltiples niveles de la Mente Divina. Finalmente, cuando se alcanza la síntesis entre el espíritu y el alma natural, las aspiraciones más elevadas de la unidad crean el alma soberana de Luz (“Neshamah”), que está llamada por la Luz para engendrar los frutos de la divinidad y ungir a los que están llamados a trabajar por la Mente Divina como vehículos del Amor y la Sabiduría más elevados. La consecución de la unidad del espíritu y el alma es necesaria para trabajar en los muchos Mundos Mansión que requieren el equilibro entre la primera y la segunda triadas de la nave del Hijo.

El Ain Soph

Todas las personalidades Supremas, Los Maestros de Luz, Seres angélicos, etc., son seres de luz de la luz suprema de Todo Lo Que Es, la Ain Soph, que es la luz eterna que crea todos los espectros de luz.

Los Dioses Creadores y las formas físicos de tosa la creación comparten una manifestación mayor de las radiaciones de luz Ain Soph. Este conjunto de radiaciones divinas demarca los verdaderos límites de las zonas de tiempo de la conciencia. Los mundos físicos creados fuera de cada zona de tiempo de la conciencia utilizan las emanaciones de onda de la materia para formar los espectros visibles e invisibles. Literalmente, tenemos que abandonar nuestra zona de tiempo de conciencia antes de que podamos ver que sus límites no son las del tiempo o el espacio actuales, sino los de la purificación de la conciencia. Como pueden ver las dimensiones, o los niveles más elevados del ser jerárquico, de la divinidad superior son, meramente, conciencia, consciencia y pureza, o un sentido mayor de sí mismo.

consúltame por el curso para la ascensión

terapia OM13®

El Karma – Las Reconexiones –


TÚ ERES MÁS QUE ESTE CUERPO

Las Reconexiones canalizadas por Daniel Jacob

64552_172626549542848_698323690_n

Este es el momento. Todo está en movimiento y ahora estás bastante ocupado en la tarea de sacudirte los grilletes autoimpuestos del olvido y la limitación. Mientras trabajas internamente, recuerdas. Mientras recuerdas, comprendes. Y mientras comprendes, te transformas. Es así de simple.

Muchos de ustedes están inmersos en la agonía de la consternación y desesperanza de la undécima hora, sintiendo que su tiempo de expansión hacia la consumación no llegará nunca. Les aseguramos enfáticamente que sí llegará. De hecho, tal vez los sorprenda saber que mucho de lo que encontrarán, mientras saltan hacia delante desde sus limitaciones en el momento preciso, ya es visible y está plenamente representado aquí en su mundo físico. Todo lo que necesitan son ojos para verlo. Y es con este propósito que nos acercamos a ustedes ahora.

Somos Las Reconexiones. Representamos todos esos aspectos de tu Yo Expandido que tuviste que olvidar para poder convertirte en humano. Nunca hemos estado demasiado apartados de ti, solo lo necesario. Dentro de nuestras filas están contenidos todos los “conceptos puente” necesarios que te conectarán al así llamado Multiverso (1). Este es un espectro infinito de planos de existencia adquiridos a través de la experiencia, todos los cuales representan niveles de tu ser.

Tú eres mucho más de lo que crees ser. Como un fragmento de Todo Lo Que Es, ya contienes en tu interior símbolos representativos que abarcan muchos niveles de vibración. Incluso dentro la forma de limitación comprimida que ves reflejada en el espejo del baño, todavía estás completo, aunque esa imagen esté abreviada. Podrías llamar a lo que ves en el espejo un “modelo a escala” del Multiverso compactado en el plano físico.

Para comprender plenamente lo que estamos diciendo, es sumamente importante que comiences a observar todo lo que previamente considerabas “propio” y comprendas que la totalidad de eso sólo representa una pequeñísima porción de tu ser, una pequeña parte del Infinito que fue “desgajada” para entrar en este Mundo de la Forma. Ese “fragmento” fue programado y sellado firmemente para que no penetre el resto de quién eres por lo que se ha dado en llamar el “Velo del Olvido”. Sin embargo, esta réplica en miniatura todavía retiene todos los atributos básicos de tu esencia como creador. Como una cultura monitoreada en una gran placa de cultivo, creciste y te multiplicaste como siempre lo hiciste y siempre lo harás, pero en un espacio definido y limitado. Todo el tiempo permaneciste sin tener conciencia de que hubiese algo más de ti que se pudiese ver en la placa.

Ya que éste es solamente un experimento en la limitación, incluiste en tu programación un mecanismo liberador sincronizado que, a un intervalo prefijado, se activaría y comenzaría la terminación del Velo, permitiéndote no sólo percibir sino también viajar más allá de los limites del plano 3D sobre el que vives. Cuando esté completo, este “despertar del soñador” te volverá a introducir en El Gran Todo donde nuevamente tendrás acceso al conocimiento de todo tu Yo Expandido.

Ha sido revelado que el Creador Eterno ha diseñado el trabajo de Sus manos “a Su propia Imagen”. Comprende ahora que el universo de tu percepción: las personas, lugares, objetos y procesos interactivos que una vez se pensó que “te contenían, pero todavía esencialmente separado” no es más que un autorretrato gigantesco, pintado en patrones repetitivos, en continua expansión, en cada dirección hacia el infinito. Esto se debe a que, para percibir algo, uno tiene que interpretar las imágenes con que es alimentado su cerebro.

Con esa interpretación, el observador se convierte en el creador de su realidad personal. La rejilla a través de la cual pasan todas las imágenes y la información está confeccionada enteramente de la esencia vibratoria exclusiva de cada persona. Por lo tanto, tu realidad siempre “se te parece”. En esta encarnación, estaremos compartiendo contigo y a través de ti todos esos “secretos” necesarios que pueden llevar a todos los que creen hacia el próximo nivel del Ser Infinito. Y así, comenzamos.

Hasta ahora, encerrado en una prisión de dualidad, se creía que los numerosos pensamientos y deseos que fluían a través de tu conciencia, a veces ríos embravecidos y a veces arroyos serenos, no eran más que sombras sin forma o sustancia. Sintiendo su presencia mientras ellos se movían, tendías a ellos, pero ellos parecían eludirte. A veces, te rompía el corazón comprender que casi habías capturado un sueño en particular, sólo para descubrir que circunstancias adversas y poco amigables te lo habían arrebatado como una tela en los dientes de un perro. Una y otra vez, dolido y sufriendo, perdiste toda esperanza de llevar a cabo tus deseos más íntimos, sólo para tender hacia otros nuevos, una y otra vez.

Ahora te revelamos la maravillosa verdad que, como Ciudadano del Multiverso (1) cada pensamiento que tuviste, cada sueño, cada deseo que ansía su culminación está ocurriendo ahora, enteramente, en algún lugar dentro del Ser Multidimensional. ¿Ves? ¡¡¡Este físico que has tenido en tan alta estima, esta materia sólida a la que te has aferrado como lo que es “real”, es este plano que es la sombra!!! Y cada parte de esa sombra, cada matiz, está totalmente consumado, y está completo, en algún lugar dentro del Yo Multidimensional.

Este es el momento de introducirte claramente en tu Yo Multidimensional. Los acontecimientos que esperan al Planeta Tierra van a ser tan dramáticos, tan omniabarcantes, que si lo único que conoces es el marco de referencia tridimensional, de veras te van a aterrorizar bastante. Expándete ahora. Comienza a pensar las cosas de una forma totalmente nueva. Ve con calma en tus tareas cotidianas. Si surge un deseo, sigue esa energía hasta donde te lleve tu inclinación y no más allá. Si tienes cierta responsabilidad en este mundo, confía en tu guía interior (sobre todo lo demás) para que te diga hasta dónde necesitas llevar tu carga y cuándo es tiempo de dejarla. Tus proyectos o relaciones no dejarán de existir si dejas de prestarles atención. A decir verdad, nada muere nunca. Las cosas siguen y siguen, incluso mientras tú sigues y sigues. La muerte es una ilusión. También la limitación.

Próximamente. Compartiremos más contigo y en detalle, acerca de este espléndido Multiverso que es tu herencia, tu derecho de nacimiento. Mientras tanto, tu conciencia seguirá expandiéndose como un vientre que se prepara para dar a luz. Atrás y adelante. Expansión y contracción. A veces dudarás, a veces lo verás con toda claridad. Este es el proceso. Este es el camino.

Por lo tanto, ¡te damos la bienvenida, Oh, Creador! Bienvenido al Multiverso. Que nuestro viaje siempre en expansión te brinde más entusiasmo, alegría y amor del que jamás hayas soñado era posible.

© Daniel Jacob 2009 – http://www.reconnections.net

Traducción Susana Peralta

Sitio oficial de Daniel Jacob en español http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

consulta sobre estudio