autoayuda y espiritualidad, despertar espiritual, espiritualidad, Libros espirituales y de autoayuda, relatos espirituales

Caminos y Senderos


Caminos y Senderos

Podrá haber algunas colinas empinadas,
o caminos que se ven tan peligrosos que
no sabes por dónde tomar. 
A veces, pareciera que estás a punto de caer.
También podrás dar muchas vueltas.
Pero mientras transites por las subidas
 y bajadas de la vida
ojala tengas siempre presente la presencia de Dios quien 
va contigo a través de cada túnel,
en cada puente,
en cada curva,
en medio de las resbalosas tormentas de la vida.
Caminando  contigo en los valles y en las cuestas,
tomando tu mano y guiándote en la oscuridad,
 colocando una baranda para que estés a salvo.

 Que él te ayude a encontrar la alegría y la emoción
que hay en la montaña rusa de la vida,
y que te llene de asombro ante la belleza
que te provee en el camino.
Recuerda tomarte el tiempo para oler las flores,
para admirar su obra, 
y que Su amor te inunde, te llene y te rebase
…..para compartirlo con tus semejantes.
 
QUE DIOS SEA SIEMPRE EL CENTRO DE TU VIDA Y DE TU HOGAR.

QUE SEA ÉL QUIEN TE PROVEA DE MUCHA PAZ, SALUD  Y
PROSPERIDAD HOY Y SIEMPRE.. POR UN MUY BUEN 2013.

Anuncios
2012. ascenscion, 2013, ascensión, ascension planetaria, autoayuda y espiritualidad, cambios en la tierra, cambios planetarios, despertar espiritual, escritos marianela garcet, espiritualidad, Nueva Energia, nuevo Año, Nuevo Mundo

¡¡¡Bienvenido 2013!!!



red-de-consciencia-cristica-universal1-300x295

2013, ya está llegando, parece mentira, pasó todo muy rápidamente! Tanto  que ni nos hemos dado cuenta casi… o tal vez sí, pues el en 2012 pasaron tantas cosas! Hubo tantos cambios!

Hemos recorrido tanto juntos!

Un nuevo año siempre llega cargado de esperanzas y es lógico, está nuevo, no tiene aún vivencias , experiencias, nada, solo los recuerdos del año que dejamos atrás, y que fue bien fuerte. Sin embargo, hace poco, mis guías me hablaron y me dijeron:
“Sin expectativas, no esperes nada, ni del año, ni de la gente, ni de tu trabajo, nada, no esperes y recibirás, y cada vez que recibas algo, sea esto bueno o malo, agradece, pues forma parte de la vida y de la experiencia que luego atesorarás. Y agradeciendo lo bueno, más de eso llegará”

Creo que es una buena manera de recibir un año, aunque parezca conformista, pues siempre para cada nuevo año que comienza suelen ser tantas las precauciones, rituales, mensajes, ideales, recetas mágicas, etc, que la mayoría de la gente utiliza, que se pierde la esencia del ahora, del disfrutar de ese momento en particular que es el paso de un año al otro, que es eso justamente, dar un paso, y comenzar otro, atravesar un umbral, y dejar atrás un año que nunca más volverá.

Ningún año es igual al otro, y aquello que dejamos atrás, bueno o malo, forma parte de nuestra experiencia de vida, de nuestra evolución, permanente.

Por eso, despidamos con alegría y agradecimiento este año 2012 que ha sido tan especial para todos, y recibamos con los brazos, la mente y el corazón abiertos al nuevo 2013, que forma parte de este nuevo mundo en el cual queremos vivir.

Escribamos sus páginas que ahora están en blanco, con lo mejor de nosotros mismos, respetándonos mutuamente, amando todo lo que vive, todo lo que es, reconociendo en otro ser vivo, a nosotros mismos, ejerciendo la empatía, la compasión, la comprensión, con todo ser vivo: humano, animal, planta, creación.

Hagamos del 2013 un año digno de recordar, de vivir, de soñar, hagámoslo inolvidable, pero no le exijamos nada, no creemos expectativas, co-creémoslo nosotros, y hagámonos cargo de nuestras creaciones, exigiéndonos que sean buenas, genuinas, basadas en el más puro amor, y que entre todos, podamos  forjar un presente y un futuro de AMOR, PAZ, LUZ, BUENA ENERGÍA, ARMONÍA, SALUD Y PROSPERIDAD.

¡Gracias a todos los que nos acompañaron durante todos estos años y los invitamos a que sigan junto a nosotros durante el año que ya comienza y siempre!

¡Feliz 2013 para todos!

logoMG

©Marianela Garcet

espiritualidad

Iluminando


(Por Julio Andrés Pagano)

Desde el punto más sombrío de mi mundo interior, envío delicadas burbujas que viajan hacia mi parte consciente, creando un colorido y luminoso puente por donde afluye la comprensión. Es mediante esta armónica reconexión que celebrando abro, de par en par, mi corazón, para bendecir y honrar lo aprendido en este maravilloso recorrido por la tercera dimensión, ya que no es batallando como logramos iluminar, sino aceptando y amando nuestra propia oscuridad.

Al comenzar el proceso de transformación, una pequeña chispa de amor se encendió y poco a poco nos permitió tomar conciencia sobre la deshumanización que imperaba. Gracias a esa luz interior, que hacia afuera iluminaba, sentimos que lentamente lo que nos rodeaba se aclaraba. Así fuimos dando pasos y aprendimos a confiar. También nos animamos a alentar e hicimos un considerable esfuerzo para permanecer despiertos, al tiempo que nuestra luz se acrecentaba.

A pesar del duro trabajo, desterrando la oscuridad, vemos que aún queda tarea por realizar, y eso nos lleva a preguntar en qué fallamos. La respuesta sincera, a este interrogante, conduce a la introspección, y es la sabia voz del corazón quien nos responde: “En el mágico camino de la vida no hay errores. Todo es aprendizaje. Lo que falta integrar son tus partes dormidas, que en el mundo externo se muestran, como si fuesen oscuras, para que puedas iluminarlas amando”.

Esta respuesta nos permite rememorar que lo que vemos fuera es la prolongación de nuestro mundo interno, de ahí que en cada uno de nosotros exista el poder de cambiar la realidad. Por eso, en vez de insultar, enojarnos y criticar por el entorno en que vivimos, podemos abrirnos y sanar nuestras desarmonías internas, que proyectan inconsciencia. Todo es Uno. La oscuridad es funcional a la luz. Si estamos alertas, su marcado contraste nos ayuda a ser más conscientes.

Si todos nos hacemos cargo de la bella responsabilidad que implica nuestro poder co-creador, sólo habrá lugar para el amor manifestándose en múltiples y creativas formas. Por eso es que, hoy, volviéndome más consciente de lo que puedo generar, sonriendo elijo plasmar sensibles burbujas, cristalinas y relucientes, que desde mi parte iluminada retornan hacia el punto más sombrío de mi mundo interior, para abrazarlo con infinito amor y de todo corazón agradecerle.

espiritualidad

Melodía del alma


(Por Julio Andrés Pagano)

Sintiendo la frecuencia del amor, creo a través de estas resplandecientes palabras una celestial melodía, que hace de la magia, la belleza y la alegría sus sanadores instrumentos. La luz de sus armónicos sonidos ilumina nuestros latidos, llenándolos de confianza, ternura y paz. La música nos invita a volar. Nuestras células se abren para que podamos pintar un inmenso arco iris, con cada una de nuestras acciones, dejando en todos los corazones un sentimiento de hermandad.

Esta cálida y movilizadora canción tiene un brillo muy especial, pues porta la esencia luminosa de las estrellas para que recordemos observar la majestuosidad del universo. Es mediante esta cautivante y maravillosa contemplación que logramos expandir nuestra visión, dando vida a la consciencia cósmica. Hay nuevos planos vibratorios que podemos alcanzar con el simple hecho de cambiar el foco de atención, y dejar que el corazón sea nuestro sabio maestro y noble guía.

Todo está entrelazado. Todo forma parte de un sutil entramado, que de tan inmenso escapa a nuestro poder de comprensión, por eso es que esta melodía nos eleva y expande, a través del amor, para que vibremos bien alto en busca de los rayos del Sol. Volar nos lleva a oxigenar en la clara luz de la nueva Tierra, de modo que al descender no olvidemos agradecer por tener el alto honor de ayudar a transmutar la densidad en campos de fe, que humanizan la existencia.

Las angelicales notas musicales que tonifican y dinamizan esta canción, cruzan nuestro camino en un momento muy especial. Vienen para brindarnos calma y darnos una familiar contención, de manera que sigamos centrados en nuestra alada luz interior, ya que, por más que nuestros actos cotidianos parezcan no importar, desde el cielo puede verse que vamos alumbrando. Es el amor que ponemos, en todo lo que hacemos, lo que marca la diferencia e ilumina sin cesar.

Reír nos empodera y al mismo tiempo nos libera de la tristeza, la angustia y el temor. Por eso, para que volvamos a disfrutar, estos sentidos sonidos nos permiten recordar que en la escuela de la vida es hora de aprender a celebrar en medio de la confusión y el caos. Si somos capaces de hacerlo, ya nada podrá detenernos. Confiá. Esta es la melodía del alma, su fuerza redentora nos impulsa a crear áreas relucientes, en donde el amor pueda sentirse y se vivencie la Unidad.

Tags: , , , , , , , , , , , ,

espiritualidad

Plena confianza


Experimentando la no separación, contemplo lo más puro que hay en tu corazón y lo reflejo en estas cálidas palabras para que sientas tu gema interna brillar, y  juntos podamos recordar que cuando un ciclo cósmico finaliza se presencia la caída del gran telón, en donde la ilusión de la vida lineal se abre paso hacia lo multidimensional, rompiendo viejos paradigmas. Este contexto agitado y movilizador requiere que la luz de tu paz interior esparza, con amor, plena confianza.

Amar, fluir, elevarse, perdonar y celebrar, solamente son algunas de las tantas palabras claves que habremos de hacer relumbrar para superar el examen que colectivamente aún no hemos rendido. La prueba consiste en permanecer abiertos y unidos, en medio del vendaval, cuando el caos global se intensifique. ¿Acaso imperará el temor? Todos tenemos el don de cambiar la percepción, y apreciar la adversidad como a una bella oportunidad donde el amor prevalezca.

Quien presta atención a la intuición reconoce, en su fuero interno, que nos esperan momentos aún más intensos, pues la energía que llega tiene el poder de remover todo a su paso. Muchas serán las estructuras que veremos caer, sin embargo nuestros espíritus podrán reconocer que en verdad todo se está transformando, ya que un nuevo nivel de vibración implica la profunda y necesaria renovación del cruento escenario que sirvió de soporte para vivir deshumanizados.

Estamos bien próximos a la caída del gran telón, que activa la consciencia cósmica y amplía los marcos mentales. Las señales marcan que restan muy pocos pasos para entrar en contacto con nuevas civilizaciones. ¿Recordás ahora por qué ésta era la época más hermosa y emocionante para encarnar? Así como lo hicimos durante este fructífero y apasionante peregrinar, tenemos que seguir teniendo fe y confiar en que todo siempre acontece para nuestro bien más elevado.

Confiar es iluminar. Confiar es abrirse a las nuevas enseñanzas. Seamos conscientes de nuestro inmenso poder co-creador, y confiando sumemos hebras de amor, para que el tapiz de la vida se renueve y resplandezca. De nosotros depende que esta experiencia terrenal sea recordada como la era en donde el corazón fue puesto al servicio de un nuevo amanecer, en donde todos los Seres Humanos nos abrazamos como hermanos, y juntos alumbramos con plena confianza.

 Visitá: http://www.julioandrespagano.com

Visitá: http://www.proyecto-despertar.com.ar

espiritualidad

Corazón radiante


(Por Julio Andrés Pagano)

Se siente. Quienes, conscientemente, elegimos renacer, somos llamados a recorrer una nueva etapa evolutiva. Comienza un ciclo virtuoso, centrado en la unidad, en donde somos alentados a jugar de manera bien sentida, creativa, armónica y reluciente, vibrando hermanadamente en la frecuencia del amor. Juntos poseemos el mágico don de cristalizar un pujante presente, que ilumine y humanice. Encendamos la luz. Avivemos la mítica llama dorada del corazón radiante.

Así como la suma de gotas de consciencia enaltece la belleza del río de la existencia de manera exponencial, la luz de tu fuego interno, fusionada con la de todos los seres despiertos, crea una ardiente llama que alumbra la eternidad. La potencialidad de este evento fue visionada, en el reflejo de las estrellas, por sabios chamanes, quienes lo bautizaron “Corazón radiante”, ya que esa fue la palpitante forma que la Madre Tierra adoptó cuando sus hijos volvieron a religarse.

Cuentan que la Luna también fue testigo de tan hermosa y conmovedora visión, y que al sentir tanto, pero tanto, amor lloró lágrimas de plata. ¿Acaso esto es una simple historia? ¿Qué es lo que sucede en tu fuero interno al escuchar la narración? Este suceso aconteció en los planos sutiles, ahora es nuestro derecho divino plasmarlo en esta dimensión. Juntos reviviremos esa gloriosa gesta, de infinita luz y amor, que latirá por siempre en la memoria de todo el universo.

¿Cómo lo haremos? De manera simple, muy humana, impregnando nuestra vida cotidiana con amor. Lo haremos sintiendo. Alineándonos. Riendo. Celebrando. Floreciendo. Dándole color a nuestros pasos. Llenando de alegría las calles. Compartiendo. Volviéndonos más conscientes, libres y solidarios. Potenciando lo que vibre con nuestra esencia. Lo haremos sanando. Siendo paz. Lo haremos amando y respetando a la bella Madre Tierra, mientras danzamos en espiral.

La unión no sólo hace la fuerza, también abre el fulgurante camino hacia un destino de eterna grandeza. Por eso, con sus cálidos rayos, el Padre Sol bendice este esencial acto sagrado, en el que asumimos co-crear esta potente y armónica señal de cambio, que conscientemente guía hacia la manifestación de un nuevo mundo, sin fisuras, donde reina la Unidad. Vamos, dame tu mano. Sumemos nuestra luz interior. Acrecentemos, con amor, la pureza del corazón radiante.

Tags: , , , , , , , , , , ,

espiritualidad

Renacer


(Por Julio Andrés Pagano)

En el intenso y desafiante camino dorado de la ascensión, hay un punto luminoso de reunión, que llamamos corazón, donde todo se religa. Es el centro sagrado de la gran celebración, es el punto mágico de fusión, que al vibrar en la frecuencia del amor nos eleva, reconecta y unifica. Cálida y sabiamente la existencia nos alienta a ingresar, para que, desde allí, podamos expresar nuestra más sincera y sentida decisión: es hora de manifestar si estamos dispuestos a renacer.

Renacer es animarnos a experimentar la plenitud de nuestro ser, iluminándonos. Es trascender las limitaciones de una encarnación saturada de condicionamientos, presiones y obligaciones, para movilizarnos en completa afinidad con la belleza y la pureza de nuestro espíritu. Renacer es incrementar nuestra llama al máximo, integrando y honrando todo lo aprendido. Es pulir la totalidad del diamante interno que trajimos para hacer brillar, y así alumbrar todo el camino.

Muchos de los héroes humanos que dinamizaron el proceso de transformación presienten que ya finalizaron su ciclo y es tiempo de partir. De ahí que el primer paso, en respuesta al llamado interno a renacer, consista en afirmar si aceptamos continuar peregrinando. Hacerlo no es una simple declaración. Implica renovar, con convicción, el compromiso de ayudar a profundizar y humanizar todos los cambios. Se nos honra. Somos libres de elegir cómo seguir evolucionando.

Vinimos a despertar, cultivando a nuestro paso nuevas y delicadas flores. No fue nada sencillo, pero lo hicimos. Ahora que comprendimos el sentido de nuestro caminar, si bien podríamos volar, también podemos quedarnos, disfrutar y seguir colaborando en todo lo que acontezca, porque el plan divino se está cumpliendo y nada lo detendrá. Así lo confirman los millones de nuevos seres que a diario se abren, en este bendito suelo, amplificando la frecuencia del amor.

Por si acaso te interesa conocer cuál fue mi decisión, te confieso que soy uno de los tantos que pensaban en retirarse, pues había finalizado de sembrar las semillas que traje para compartir. Pero en la Madre Tierra, entre otras cosas, aprendí a sentir: por eso hoy, centrado en la luz del corazón, quiero revelarte que por más que aún desconozco el rumbo que tendrán mis nuevos pasos, confiadamente me abro, al majestuoso e insondable misterio de la vida, y elijo renacer.