espiritualidad

Plexo Solar y Pies


El plexo solar es un centro muy importante para nosotros… es el asiento del sexto sentido, con el cual percibimos por encima de la mente, sensaciones supramentales. Tenemos que evitar todo lo que lo contraiga, porque ello lleva a la contracción de los vasos sanguíneos y de otros canales del cuerpo…y cuando nuestros líquidos circulan mal, a la larga tendremos trastornos de salud. Lo que más perturba al plexo solar y a los órganos internos, hígado, riñones, estómago, etc…es el miedo, la ira, las preocupaciones, la duda. Los pensamientos y sentimientos caóticos destruyen la armonía del plexo solar…y como éste es el depósito de nuestras energías, nos desmagnetizamos. Cuando eso nos ocurra… -busquemos un gran árbol, -ponemos nuestra espalda sobre su tronco… -poniendo nuestra mano izquierda sobre la espalda, con la palma apoyada contra el troco, al mismo tiempo que ponemos la mano derecha sobre nuestro plexo solar para recargarlo… -pidiendo al árbol permiso para usar sus energías y agradeciendo después de unos diez a veinte minutos. También fortalecemos el plexo solar escuchando el agua de una cascada, un río de montaña o manantial. También podemos sumergir las manos en agua EL MÉTODO MÁS PODEROSO ES SUMERGIR LOS PIES EN AGUA CALIENTE. Preparamos el agua, sumergimos los pies y nos los lavamos con las manos, con atención, para reforzar el plexo solar…es un método que transforma nuestro ánimo, energía y estado de conciencia. Si alguna vez tienen dificultad para meditar…tomen un baño de pies y verán cómo se facilita la concentración. No es necesario hacerlo muy largo. Consideren que las células de nuestros pies son seres vivos que para hacer su evolución, están en la parte más baja y sufrida del cuerpo, mas necesitan ser tratados con amor para ascender. Todas las células siguen una evolución…y cuando se enferman, lo hacen por nuestros pensamientos y sentimientos… así que tenemos que reconocerlas y amarlas. Nunca olvidemos que con los pies estamos conectados a la Tierra, a las corrientes telúricas…los pies son como antenas y para que las energías asciendan por ellos de forma adecuada es bueno lavarse los pies todas las noches, independientemente de la ducha….lo que también fortalecerá nuestro plexo solar y dormiremos mejor, emocionalmente descargados. ¿Comprenden ahora el gesto de Jesús y sus palabras “Cuando uno ya está limpio…solo necesita lavarse los pies para estar enteramente puro”?... Reflexionen sobre esto y la relación entre sus pies y el plexo solar…y trabajen espiritualmente sobre ello, comenzando por el lavado a conciencia de sus pies y acudir a la energía de los hermanos del reino vegetal, cuando alguna emoción fuerte desvitalice el plexo solar, contrayéndolo. Marta www.martabmartinez.com.ar 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s