Niños y Adultos cristal-indigos

Indigos Sobreadaptados


Indigos Sobreadaptados

Desde que comenzamos nuestro trabajo con la vibración índigo hemos tenido acceso a variada información y también hemos compartido experiencias con gente que esta trabajando con niños, adolescentes y jóvenes tanto en la educación como en la salud. Todo esto sumado a nuestra propia experiencia nos hizo caer en la cuenta que se hace especial hincapié en los niños que hacen evidentes sus caracteristicas, a los que nosotros hemos denominado niños sinceros, ya que tienen la posibilidad de exteriorizar siendo verdaderos espejos de cuanto acontece a su alrededor.

Muchas veces se cree que cualquier caso de hiperactividad o de trastornos de atención tiene una relación directa con la vibración índigo y esto no es del todo cierto.

Es importante comprender que no necesariamente todos los niños o jóvenes índigo tienen problemas disciplinarios, o son hiperactivos o con trastornos en la atención.

Debemos observar con atención a aquellos niños que se sobreadaptan a lo que se espera de ellos y se olvidan de su sentimiento interior, siendo ellos mismos los que bloquean sus dones y cualidades naturales. Y a pesar de ser niños que desde el punto de vista energético se los puede denominar como índigo, las características propias de esta vibración no se manifiestan por causa de su necesidad de ser aceptados por su entorno. Esta sobre- adaptación proviene de la autoexigencia de querer cumplir con un patrón externo de lo que conforma una idea de aparente normalidad y por un fuerte temor a ser rechazados. Estos niños frecuentemente no muestran la alegría y la frescura característica de la niñez.Es muy común verlos más cómodos entre chicos más grandes o con personas mayores.

A causa del control que ejercen sobre ellos mismos, cuando se enojan es muy común que se desborden, y de esta forma exterioricen sus verdaderos sentimientos contenidos.

También hemos observado que se debe prestar mucha atención a sus sueños, ya que daría la impresión que es la forma en que el inconsciente logra transmitir algunas claves necesarias para que encuentren su rumbo interior..

El sistema social actual propone una idea de éxito instantáneo y prioriza el premio a los

resultados obtenidos sobre los esfuerzos realizados provocando una presión tanto en los niños como en adultos. En el caso de los niños que se sobreadaptan, esta presión se multiplica. Esto hace que pierdan la capacidad de disfrutar del aprendizaje en si, ya que a causa de pretender lograr el éxito pierden la idea de proceso.

Es recomendable incentivarlos, proponiéndoles técnicas que les permitan cultivar la autodisciplina. Esta requiere tener un comienzo (punto de partida) y no sentirse vencido antes de comenzar la tarea. Por ejemplo: el estudio de un instrumento musical, las artes marciales, etc son disciplinas que les permitirán obtener serenidad interior, y conectarse con la idea de aprender sin sentirse presionados por alcanzar un resultado determinado.

Es indispensable la actitud que tomen los adultos que los acompañan. La idea es no premiar los resultados sino los esfuerzos por superarse a sí mismo.

Auto-exigencia no es lo mismo que cultivar la auto-disciplina, ya que esta lleva naturalmente al conocimiento de si, desbloqueando los dones y permitiéndoles fluir naturalmente.

Sandra Aisenberg y Eduardo Melamud
Extracto del libro Niños Indigo:
“Nuevos seres para una nueva tierra”
Colección Infinito Editorial Kier

fab

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s