Niños y Adultos cristal-indigos

Algunas Ideas para ayudar a los niños


Algunas Ideas para ayudar a los niños con Déficit de Atención e Hiperactividad (DDAH)

Por Juan Manuel Ceballos
Actualmente se ha vuelto una especie de moda el “diagnosticarles” a los niños déficit de atención. El DDAH existe, pero se presenta con mucho menor frecuencia de lo ‘diagnosticado’.

Es usual que niños sean fuertemente medicados sin tener la certeza de que tengan este síndrome. Aún en el caso de tenerlo, desgraciadamente los medicamentos utilizados hasta la fecha sirven solamente para mitigar los síntomas, y por el momento no se ha descubierto una cura definitiva del padecimiento.

Si usted ha pensado en medicar a su hijo, le invito a considerar que los medicamentos que se usan actualmente suelen ser altamente adictivos. Pueden ser la puerta para el uso y abuso de drogas en el futuro.

A continuación propongo algunas ideas para disminuir notoriamente los síntomas del trastorno del DDAH sin recurrir a drogas. Estos cuidados pueden dárseles a niños normales sin causarles ningún daño y obteniendo los beneficios de su aplicación.

Cuidar el régimen alimenticio

1. Disminuir la cantidad de azúcares y carbohidratos en la dieta (para disminuir la formación de seratonina), químico cerebral causante de irritabilidad, inatención e intranquilidad durante el día.

2. Evitar el uso de saborizantes y preservadores artificiales, ya que pueden causar alergia y por consecuencia hiperactividad.

Promover nuevas actividades

1. Definir y aplicar límites concisos y claros (reglas y consecuencias lógicas de romper el límite). Aplicarlos con congruencia, firmeza y afecto.

2. Limitar el uso de la televisión y videojuegos ya que promueven la irritabilidad y acortan los periodos de atención. Adicionalmente evitan el movimiento y el desarrollo social del niño.

3. Promover disciplinas deportivas tales como ballet o artes marciales para buscar coordinación, autocontrol y concentrar la atención.

4. Canalizar la energía creativa buscando actividades artísticas tales como: pintura, música, modelado en plastilina o arcilla, teatro, etc.

Entrenamiento

1. Ayudarlo a formar rutinas que lo auxilien en el desarrollo de sus actividades. Formación de buenos hábitos.

2. Enseñarle técnicas de relajación y concentración, así como Yoga y Meditación.

3. Ayudarlo a adquirir maestría en actividades cotidianas

4. Apoyarlo para que desarrolle actividades sociales

5. Enseñarle a resolver problemas (analizarlos, buscar soluciones y llevarlas a cabo)

6. Permitirle y enseñarle a elegir.

Mejorar la autoestima del niño

1. La autoestima se mejora con respeto,cariño, aceptación y apoyo.

2. Conocer más a su hijo, acercarse, fomentar una buena relación.

3. Buscar el canal adecuado para acercarse y captar su atención (ver si es táctil, auditivo, visual, etc.)

4. Aceptar las limitaciones del niño y no forzarlo.

5. Documentarse, obtener información amplia y suficiente sobre el síndrome y su tratamiento.

6. Orientar a los profesores sobre el trato hacia su hijo. En caso necesario, considerar otras escuelas donde se le respete y apoye.

7. Inscribirlo en un proceso de psicoterapia humanista.

8. Considerar la Terapia Familiar

9. No etiquetarlo negativamente

10. Tener mucha paciencia.

11. Proporcionarle al niño mucha atención y afecto.

Esta es una pequeña porción de lo que se puede hacer para ayudar, espero que les sea de utilidad .

Atentamente Juan Manuel Ceballos jceblanc http://www.geocities.com/jceblanc/index.html
Juan Manuel Ceballos es psicoterapeuta Gestalt con especialidad en niños y adolescentes. Actualmente da terapia a niños, adolescentes y a grupos terapéuticos de adultos. Imparte el curso terapéutico vivencial “Ventanas al Corazón” que está enfocado a niños de 6 a 12 años de edad, donde se trabaja con la autoestima. Reside en Mexico D.F.

BELINHA

” A veces me siento vacía e inútil, la situación del mundo si te preocupas es terrible, hay demasiado dolor y demasiada injusticia, demasiada miseria provocada por nosotros mismos, por nuestras acciones, por nuestro egoísmo, por no mirar hacia otros lados y aceptar otras propuestas, parece que todo aquello que intentas hacer no merece la pena o no obtiene ningún resultado, no se ven los frutos de nuestras pequeñas obras diarias, pero están hay, existen, sólo hay que fijarse un poquito, prestar atención a lo que hacemos mejorando en nuestros fallos y mantenernos en nuestros pequeños logros.
Yo pensaba en todo esto, no conseguía ver ni entender que es lo que había estado haciendo útil hasta ahora, lo que había conseguido hasta ahora, veía la situación actual tan problemática en ese momento, con tantos terremotos, tantas personas sin hogar, tanta pobreza, tanto sufrimiento, tanto daño a la Tierra, y no pude evitar sentir una gran rabia e impotencia ante tanta desesperación, y ante no poder hacer algo más, ayudar más, o lograr que se ayude más, ante la falta de medios para poder combatir tantas injusticias (ataques que me dan , lo siento) creo que entonces empecé a llorar al darme cuenta de lo poco que yo había hecho para intentar paliar estas situaciones y es entonces cuando pensé en intentar tranquilizarme y relajarme y pensar cual sería la mejor manera en que yo podría contribuir a la mejora de todos estos problemas. Estaba dándole vueltas a esto mismo cuando oí una voz en mi interior que me decía que eso no era cierto, que lo que había estado haciendo hasta ahora, con todos los fallos que había tenido, había sido educarme, prepararme, aprender de mis errores, había almacenado una gran cantidad de información sobre mi misma y los demás… entonces sentí como me encontraba en otro lugar, un lugar lleno de autentica pureza, de puro amor, un lugar limpio, suave al respirar, un poco fresquito, y sobre todo lleno de luz, todo era luz, luz en su origen, y haces de luz, ráfagas de luz, estrellitas, chispitas, puntitos de luz, que lo rodeaban todo, me rodeaban a mí, me cubrían, yo brillaba, mi cuerpo estaba formado por diminutos puntitos de luz brillantes, estaba hecha de luz, de energía y no estaba sola, había más “seres” conmigo, entonces fui al centro, al origen de esa luz y tomé una bola enorme de esa luz con mis manos que ya de por si relucían y vi como sembraba esa luz aquí en la Tierra, como era algo que yo ya había hecho y como era algo que iba a seguir haciendo, vi como repartía esa luz aquí, luz que era amor, me vi rodeada de flores, de luz, de amor, sentí risas y alegría alrededor de mí, y sentí una gran paz y sosiego en mi interior ante esta visión, ante una auténtica realidad de puro amor, libre de esta otra falsa realidad que nosotros hemos creado de dolor y sufrimiento, puro velo creado por nuestros propios miedos internos.
Belinha, 29 años

fab

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s